Entre ideas

domingo, 4 de junio de 2017

La casa inglesa

  
  Situado a las afueras de Sevilla se encuentra la Casa Inglesa. Esta casa fue construída a principios del siglo XX y por lo que nos cuenta un miembro del personal que trabaja allí,estaba habitada por un importante personaje inglés de aquella época que se dedicaba a la industralización de las minas de Cala. Una casa preciosa, digna de ver, que además nos ofrece la oportunidad de poder disfrutar de un pequeño rincón de la naturaleza ofreciendo actividades muy interesantes para nuestros niños.







  Los jardines de esta hermosura de casa están preparados para que los niños puedan tener un acercamiento más directo con la naturaleza y puedan realizar simpáticas actividades.

  Preparados para montarnos en el autobús y disfrutar del día.


  Una vez allí, y nada más bajar del autobús, los monitores ya nos estaban esperando con muchas ganas de enseñarnos todo y de hacer todo lo posible para que pasaramos una mañana estupenda. En la entrada nos explicaron que actividades íbamos a realizar y nos recordaron las normas para poder organizarnos muy bien.




  El cuidado y el respeto a los animales es fundamental desde pequeños. Pudimos acariciarlos dulcemente, aunque para algunos las plumas de la gallina no resultaran muy atractivas.😖 













  Y como niños que son, siempre hay algo que resalta a la vista y provoca más de una risa (reconozco que a mi también me la provocó). 
  El motivo fue ta-ta-ta-chan:

   
  Esperemos que nuestras risas no le hayan ofendido pues no fue nuestra intención.💗 

 Y continuamos dándole de comer al simpático burro, superagradecido el, las cabras, ovejas , patos...Algunos de nuestros niños superaron miedos.





























   Y después de darle de comer a los animales llega el momento de asearnos para prepararnos para el próximo taller.


   En el taller de elaboración de pan disfrutamos de lo más lindo, entre canción y canción y siguiendo el ritmo estuvimos amasando pan después de que nos explicaran todo el proceso desde la siembra del producto, la recogida y por fín la elaboración del pan. El resultado fue un bollito calentito que nos pudimos llevar a casa.

   



















   Y para terminar nada mejor que un teatro de títeres, disfrutando de ese momento y cargado de risas. Los actores geniales🙆.










  Y hasta aquí el reportaje fotográfico. Caras contentas, de alegría y deseando poder volver algún día.

 




                 Muchas gracias al personal que trabaja en la Casa Inglesa por su atención.